Storytelling de marca Parte 2: Explora el entorno para diferenciarte
1453
post-template-default,single,single-post,postid-1453,single-format-standard,bridge-core-1.0.6,et_bloom,et_monarch,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,footer_responsive_adv,qode-content-sidebar-responsive,transparent_content,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-21.1,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-5.2.1,vc_responsive

Storytelling de marca Parte 2: Explora el entorno para diferenciarte

El storytelling de una marca no se puede crear sin parar y mirar a los lados para ver lo que están haciendo nuestros competidores y otras empresas del sector. Subirse a lo alto de la montaña para ver el terreno nos ayudará a escoger nuestro propio camino.

 

El viaje de cómo hacer el storytelling de marca ya nos ha llevado por una primera parada para conocer a nuestro buyer persona y ahora nos detiene en el análisis del entorno. Vamos a cotillear a nuestra competencia con ojos de detective para investigar cómo es su comunicación.

 

storytelling de marca

 

Storytelling de marca Parte 2: Explora el entorno

 

La tarea de analizar a la competencia se te puede hacer un poco pesada, pero te aseguro que sí lo haces con detenimiento va a traerte muchos beneficios:

 

· Conocerás cómo se comunican para mejorar su propuesta o diferenciarte.

· Será una fuente de inspiración para detectar los formatos, estilos o tendencias que mejor les funcionan a ellos.

· Verás los comentarios e interacciones de sus clientes para mejorar tu buyer persona.

· Te proporcionará una visión general de la industria para ver el panorama.

 

El entorno de una marca se compone de los competidores directos e indirectos.

 

Competencia indirecta

 

La competencia indirecta son los negocios que se mueven en tu mismo sector, tienen el mismo público objetivo que el tuyo, pero venden productos/servicios diferentes.

Ejemplo: si tienes un centro de yoga tus competidores indirectos pueden ser negocios de mindfulness, meditación o desarrollo personal.

El análisis de la competencia indirecta debe ser más cualitativo que cuantitativo: fíjate en cómo se comunican, el estilo gráfico, las palabras que usan, su actividad en redes sociales y la interacción con su público.

 

Competencia directa

 

La competencia directa son los negocios que se mueven en el mismo mercado y ofrecen el mismo producto o servicio que tú. Es interesante que mires también en otros países para inspirarte.

Siguiendo con el ejemplo: los competidores directos serán otros centros de yoga, gimnasios que ofrezcan también estas clases, colegios que ofertan el yoga como actividad extraescolar para madres, etc.

De la competencia directa hay que analizar lo mismo que con la indirecta, pero con los ojos puestos en cosas como: qué no haríamos, cómo podemos diferenciarnos o cómo mejorar lo que ellos hacen con nuestra personalidad.

Mira su blog y redes sociales y apunta:

· Temas:  temáticas, mensajes de marca, concursos, días especiales, ofertas, etc ¿cuáles les funcionan mejor?

· Tono de comunicación: ¿qué quieren transmitir? palabras, el estilo de sus imágenes ¿son formales y sobrios? ¿son inspiradores? ¿divertidos?

· Interacción: ¿Conectan con sus seguidores? ¿qué tipo de contenido obtiene más interacción?

· Canales y formatos: ¿en qué canales están: blog, Facebook, Instagram…? ¿qué formatos usan más y le funcionan mejor: vídeos, fotografías, animaciones, podcast…?

 

Puedes ponerlo todo en una plantilla o hacerlo en un Power Point como lo hago yo para poder pegar imágenes también.

 

Definir el territorio de marca

Sin quererlo hemos ido definiendo el territorio de las marcas de nuestra competencia y ahora toca hacerlo con la nuestra.

 

¿Qué es el territorio?

 

La palabra territorio es una metáfora y hace referencia al lugar que queremos que ocupe nuestra marca en la mente del consumidor con respecto a nuestra competencia.

Es un lugar que nos permite diferenciarnos de los demás en base a un concepto. Vamos seguir con nuestro ejemplo:

Como centro de yoga podemos elegir varios territorios: de la espiritualidad, el de la ciencia, el del mundo asiático, el del deporte y la salud, etc.

El concepto sería: espiritualidad, ciencia, budismo, deporte, salud.

 

¿Cómo elegir nuestro territorio?

 

La decisión que tomemos sobre ese espacio que queremos ocupar en nuestro mercado va a ser muy importante para nuestro storytelling de marca ya que toda la comunicación va a girar en torno a él.

Para elegirlo hay que fijarse en 3 variables:

 

1. La competencia: como hemos visto antes hay que ver si elegimos un territorio diferente al de nuestra competencia o mejoramos el suyo.

 

2. Nuestra marca o productos: hay que tener en cuenta dónde encaja mejor nuestra propuesta porque quizá el territorio de la espiritualidad no es compatible con que los profesores sean fisioterapeutas, por ejemplo.

 

3. El consumidor: quizá de los tres este sea el más importante porque hay que asegurarse que ese territorio conecte con nuestro público objetivo ¿esta nuestra audiencia familiarizada con el desarrollo personal y suele ir a retiros espirituales, por ejemplo? entonces adelante con el territorio asiático.

 

Para elegir el territorio podemos partir también del insight del consumidor (esas necesidades o deseos de nuestro público que vimos en el post anterior de esta serie sobre cómo hacer el storytelling de marca) y partir de ahí explorar diferentes opciones de respuesta.

 

Tipos de territorio de marca: inspiración

 

Los territorios pueden clasificarse en dos tipos: los que se apoyan en las características del producto o servicio o los emocionales.

Vamos a ver algunos ejemplos:

 

1. Territorio basado en atributos del producto o servicio

Estas son las marcas que se apoyan en características como la calidad de la materia prima, de los procesos de fabricación, la profesionalidad de los empleados, la tecnología utilizada, innovación, la ciencia que lo respalda y características por el estilo.

 

 

2. Territorio basado en conceptos emocionales.

Este es mi zona favorita, porque, aunque tengamos un producto de mucha calidad el mercado está saturado de buenos productos como el tuyo y la mejor forma de diferenciarse es recurrir a las emociones, lo que nos mueve.

Recuerda que tomamos decisiones guiados por la emoción que luego justificamos con la razón.

Vamos a ver algunos territorios emocionales:

· Experiencia: llevamos haciendo relojes de 1917 …

· Raíces: a una ciudad, a un país, al campo, al espíritu de los años X …

· Valores: vivir al límite, el medio ambiente, el feminismo …

· Rasgos: divertido, místico, absurdo…

 

 

Las opciones son infinitas.

 

Hasta aquí el paso 2 para crear el storytelling de marca, un paso muy importante en el que hemos espiado a la competencia, hemos analizado su comunicación y en base a estos datos y los del cliente hemos decidido el territorio que vamos a ocupar en el mercado y en la mente del consumidor.

Cuéntame ¿qué territorios son típicos en tu sector? ¿qué concepto le vas a dar a tu marca?

Te espero próximamente en el paso 3 de cómo desarrollar el storytelling de una marca.

↓ Ya sabes, comparte donde quieras, pero no te lo quedes para ti sólo ↓



Pin It on Pinterest

Este sitio web utiliza cookies tanto propias y de terceros para analizar sus navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra Política de Cookies. Si necesita saber cómo eliminar cookies puede clicar en "más información" más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar