¿Cómo desarrollar el storytelling de una marca en relatos cortos?
1823
post-template-default,single,single-post,postid-1823,single-format-standard,bridge-core-1.0.6,et_monarch,unknown,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,footer_responsive_adv,qode-content-sidebar-responsive,transparent_content,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-21.1,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-5.2.1,vc_responsive

¿Cómo desarrollar el storytelling de una marca en relatos cortos?

Cómo desarrollar el storytelling de una marca es un proceso igual que el de ir creando capítulos de un libro. Los relatos que tiene que contar un negocio para comunicar y convencer a su audiencia son la base para empezar a contar historias que enamoren.

 

El camino sobre cómo desarrollar el storytelling de una marca ya nos ha llevado en una primera parada a conocer a sus audiencias o buyer persona, y en la segunda a conocer su entorno. Hoy, en el tercer capítulo de esta serie de posts, nos detendremos en descubrir el ADN de la marca.

El ADN de una persona es único, no hay dos personas con el mismo. Ese conjunto de genes combinados es lo que hace que por ejemplo sólo tú tengas esa forma de caminar o de reír. Con las marcas para lo mismo, puede que haya otras ofreciendo lo mismo, pero hay que averiguar qué factores hacen diferente a la tuya para comunicarlo a lo grande.

Quizá pienses que ya conoces tu marca, pero es muy importante indagar un poco más para sacar a luz ese conjunto elementos que la hacen única y que después puedas transmitirlo con claridad a tu audiencia.

 

relatos de marca

 

El storytelling se ha puesto de moda, todo el mundo sabe que es el arte de contar historias, pero tú te preguntas ¿qué historias tengo que contar?

¿Tengo que hablar de mi vida personal? ¿tengo que salir con mi perro en las redes sociales?

 

Depende de si encaja con tu narrativa de marca. Vamos a verlo.

 

Cómo desarrollar el storytelling de una marca

Como marca necesitas comunicar cierta información para que tu audiencia entienda de forma clara quién eres y lo que ofreces. Pero además, por la saturación del mercado (muchas marcas ofreciendo lo mismo) es importante que también trasmitas mensajes como cuál es tu propósito o lo que te diferencia de los demás. Lo veremos enseguida.

El Just Do It de Nike o el Think Different de Apple son eslóganes que condensan sus mensajes de marca. Hoy extraeremos esos mensajes que como marca tienes que tener claros para que después puedas convertirlos en cualquier pieza de contenido.

El objetivo es que toda tu comunicación, sea un post en el blog o una story de Instagram, esté alineada con tu narrativa de marca. Lograr esto, además de aportate coherencia, hará que tardes mucho menos tiempo en crear publicaciones así como decidir si sacar a tu perro en una foto.

 

RELATOS QUE CONTAR COMO MARCA

 

Tus clientes reciben al día una cantidad enorme de impactos y lo que menos necesitan es que les compliques, no tienen tiempo de averiguar qué es lo que intentas decir. Si pudieran hablarte te dirían «no me hagas pensar». Por eso debemos ser simples y claros en nuestra comunicación.

Además, ten en cuenta que alguien que tiene contacto con tu marca por primera vez (entra en tu web o ve una publicación en IG) no te conoce de nada y no confía en tí. En consecuencia, no sólo tienes que hablarle claro, también tienes que transmitir que sabes lo que le pasa, que entiendes sus problemas.

El storytelling va a ayudarte en el proceso de definir la información que debes transmitir así como la forma de hacerlo. El qué decir y el cómo decirlo. Para ello habrá que contestar algunas preguntas cuyas respuestas verás enseguida como empiezan a darte muchísimas ideas de contenidos.

 

1. DEFINIR QUIENES SOMOS

 

El proceso de cómo desarrollar el storytelling de una marca empieza con el relato de quien eres y lo que haces. A marcas como Apple, no le hace falta decir que es una empresa tecnológica ya que todo el mundo la conoce, pero lo demás mortales tenemos que definirnos con sencillez para que cualquier persona lo entienda a la primera.

 

· ¿Nombre de tu marca?

· ¿Cuál es tu categoría o actividad? 

· ¿Qué productos o servicios vendes?

· ¿Cuáles son sus características o atributos principales?

 

Recuerda que aún no lo estamos poniendo en «bonito» sólo escríbelo de la forma más simple posible. Explícalo como si se lo contaras a un niño.

Aquí también entrarían dos categorías de relatos más:

    1. El de la historia de tu marca al que le dedicaré un post especial.
    2. El relato de los testimonios o clientes satisfechos, que explica muy bien Maïder Tomasena en este post sobre la prueba social.

 

2. SOLUCIONES Y MOTIVACIONES

 

Al indagar sobre nuestras audiencias, hemos tenido que identificar sus puntos de dolor, sus necesidades o deseos. Ahora es el momento de concretarlo:

 

· ¿Cuál es el problema ó necesidad de tus clientes?

· ¿Qué es lo que quiere conseguir de verdad? ¿cómo se quiere sentir?

· ¿Por qué tus clientes necesitan lo que vendes? ¿qué solución ofrece tu negocio?

 

Puede que tus clientes estén buscando una crema, pero en realidad lo que quieren es sentirse más jóvenes. Encontrar esa motivación profunda creará una conexión más auténtica con tu público.

 

3. PROPÓSITO Y VALORES

 

El es propósito cómo mejoro la vida de mi audiencia con la actividad que realizo y los valores son la guía que dirige mis acciones. Se ve mejor con un ejemplo como el Nike: su propósito es empoderar a los deportistas y sus valores son el esfuerzo, la competición o la superación. En contraposición tenemos a Decathlon cuyo propósito es acercar el deporte a todo el mundo y sus valores son la diversión, la amistad o la cercanía.

Con este relato se quiere alinear y aglutinar a todo el mundo bajo el paraguas de nuestro propósito. Ahora tú:

 

· ¿Por qué existe tu marca? ¿por qué haces lo que haces? ¿qué te mueve a hacerlo?

· ¿Por qué visión del mundo luchas? ¿qué defiendes?

· ¿Qué huella quieres dejar?

· ¿En qué crees? ¿cuál es tu pasión?

 

Decía Howard Schultz, don Starbucks, que si la gente cree que comparte valores con una compañía, se mantendrán fieles a la marca. La gente que conecte emocionalmente con tu por qué, te comprará.

Para fijar mejor tu propósito te dejo una fórmula:

Verbo específico (ayudar, empoderar, mejorar…) + a Quiéno a Qué (a las mujeres, los perros, los deportistas…) + la Razón, el Para qué ( tengan más tiempo, se superen, se sientan guapos…)

 

4. DIFERENCIACIÓN

 

Cuando en el post anterior de esta serie sobre cómo desarrollar el storytelling de una marca hablamos sobre el entorno y el territorio ya empezamos a plantear nuestro posicionamiento.

El territorio es el lugar que ocupa tu marca con respecto a tu competencia dentro de tu sector y con el que queremos que nuestra audiencia nos relacione. Por ejemplo en los coches, hay algunos que se posicionan como seguros, otros te hablan del placer de conducir, otros de aventura, etc, etc.

El factor diferencial puede ser racional: por la calidad de tus productos, tus procesos o tus precios. Pero también por razones emocionales: tu personalidad, tu territorio o tu historia.

 

· ¿Qué hace única a tu marca?

· ¿Qué es lo que la competencia no puede ofrecer? ¿cuál es tu ventaja?

· ¿Hay alguna tendencia o demanda del mercado que puedas aprovechar?

· ¿Por qué tu audiencia debería elegir tu solución y no la de tu competencia?

 

Recuerda que la comunicación tiene que estar enfocada a la audiencia, de modo que si tu público es más mayor o conservador elegir el territorio de la búsqueda de aventuras extremas, tipo Red Bull, no parece una buena idea.

 

Hasta aquí los relatos que le interesa contar más a la marca que los clientes, ahora vamos con los relatos que enamorarán a tu público

 

Todo buen contenido sirve a los objetivos de la marca y es interesante para la audiencia. En los siguientes relatos la balanza se va a inclinar del lado de las personas sin perder de vista los intereses del negocio.

 

5. EXPERIENCIA

 

Este relato debe activar el movimiento, impulsar una causa, llamar a la acción pintando una meta que mejore la vida de las personas. Vamos a describir esa vivencia positiva que van a experimentar cuando consuman nuestra marca:

 

· ¿Qué experiencia positiva van a vivir? ¿cómo les va a hacer sentir? ¿qué desean experimentar?

· ¿Cómo va a mejorar su vida, cómo va a cambiar? Transformación.

· ¿Por qué es ahora el momento? ¿Qué van a perder si no se deciden?

· ¿Qué imagen darán al mundo cuando lo consigan? ¿qué pensará su entorno de ellos? ¿qué dirán de sí mismos en las redes sociales?

 

Hazles visualizar el resultado junto con las objeciones o los conflictos y aflorarán las emociones que se producen al pasar de una situación estancada a una de éxito.

 

6. PERTENENCIA

 

Son historias basadas en experiencias que comparten tanto la marca como el público por pertenecer a un mismo colectivo. Su objetivo es buscar la identificación del cliente con la marca para fortalecer la conexión emocional.

 

· ¿Cuáles son las verdades cotidianas del día a día de tu público?

· ¿Qué emociones negativas sienten y no suelen decir? ¿Qué emociones positivas podemos reforzar?

· ¿Qué pasión os une? ¿que objetivo tienes en común con tu audiencia?

 

¿Sois deportistas? ¿sois amantes de la limpieza? ¿qué les pasa a los librófilos? ¿cómo se sienten? Busca esos insights

 

7. SUPERAR LA OPOSICIÓN DE ALGUIEN

 

Se trata de reconocer las objeciones y darles otro punto de vista u otro camino. Así se presenta una visión diferente sembrando en el oyente dudas sobre las creencias establecidas e invitándole a aceptar una nueva realidad.

 

· ¿Por qué motivo rechaza la solución que le ofreces? ¿qué prejuicios tiene?

· ¿Qué esfuerzos tiene que hacer? ¿Qué riesgos tiene que asumir? ¿qué miedos siente? 

· ¿Qué le dice su entorno? ¿quién más influye en su decisión de compra?

 

Los conflictos pueden ser internos (las dudas o miedos de uno mismo), de relación (lo que le dice su pareja, amigos, familia…) o de entorno (la sociedad en la que vive, su cultura…). Nuestra misión es desmontar todos esos nudos y darles una salida alineada con nuestra filosofía y valores de marca.

 

 

Como ves hemos matado dos pájaros de un tiro, por un lado hemos definido los mensajes de marca a través de relatos y por otro has obtenido un montón de ideas para usar en tu comunicación.

Sin embargo aún no hemos terminado de desarrollar el storytelling de nuestra marca ya que la personalidad desde la que vamos a lanzar todos esos mensajes es un factor determinante que veremos en el próximo post.

 

Te espero allí enseguida, pero antes cuéntame ¿ya tenías claras las narrativas que como marca tienes que contar? ¿te he dado nuevas ideas? Compártelas en los comentarios. Te leo.



Pin It on Pinterest

Este sitio web utiliza cookies tanto propias y de terceros para analizar sus navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra Política de Cookies. Si necesita saber cómo eliminar cookies puede clicar en "más información" más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar